DON GATSKY (Пан Коцький)

08.05.2017

Parte 1

En cierta ocasión un gato se escapó de casa de sus amos y se fue al bosque. Una vez allí, se encontró con un zorro y éste le preguntó:

- ¿Quién eres tú?

El gato le contestó:

- Soy Don Gatsky, el más fuerte y atroz de todos los animales.

El zorro se quedó impresionado con esta presentación y le invitó a vivir en su casa. Además, decidió hacerle la comida y cuidarlo como si fuera un rey.

Días después pasaba por allí una liebre y el zorro le comentó que en su casa se había instalado un huésped muy importante. Así corrió la noticia entre todos los habitantes del bosque. Un día ellos se reunieron y hablaron de que tenían ganas de conocer a Don Gatsky pero no sabían cómo hacerlo. Al final alguien tuvo la idea de hacer una comida e invitarlo.

El jabalí propuso:

- Yo traeré remolachas y zanahorias para hacer una sopa.

El lobo dijo:

- Yo traeré carne.

La liebre:

- Yo, una col.

Y el oso añadió:

- Yo traeré miel de postre.


Parte 2

El día acordado todos se pusieron a cocinar. Pero una vez hecha la comida no se decidían sobre quién debía ir a invitar al zorro y a Don Gatsky. El oso dijo que era demasiado grande para poder huir. El jabalí dijo que era torpe. El lobo, que era mayor y no veía bien.

Así que fue la liebre elegida para ir a la casa del zorro.

Cuando llamó a la puerta, le abrió el zorro y le preguntó:

- ¿Qué querías?

- El oso, el jabalí, el lobo y yo os invitamos a ti y a Don Gatsky a comer con nosotros, - le contestó la liebre.

- Vale, - dijo el zorro. - Pero esconderos por si a Don Gatsky no le gusta la comida, podría enfadarse y mataros.

Al volver, la liebre se lo contó a los demás, así que todos buscaron un escondite. El oso subió a un árbol, el lobo se escondió detrás de un arbusto, la liebre entre la hierba y el jabalí bajo la mesa.

Llegaron los invitados y se sentaron a comer. Don Gatsky vio la verdura pero luego olió la carne y empezó a maullar:

- ¡Maaa-u, maaa-u!

Pero los animales escondidos pensaron que gritaba "¡más, más!" y se asustaron. Al jabalí le tembló la colita, así que Don Gatsky pensó que allí había un ratón y saltó para cazarlo. Entonces, el jabalí echó a correr y Don Gatsky de tanta sorpresa subió al árbol, por lo que el oso pensó que iba a por él y trepó todavía más. Debido al peso del oso la rama donde se había encaramado se partió y el asustado oso cayó justo sobre el arbusto donde estaba escondido el lobo. Aterrorizados, ambos echaron a correr detrás del jabalí. Y la pobre liebre, al ver que se había quedado sola, también corrió tras ellos muerta de miedo.

Luego, cansados y aún asustados, se reunieron y todos dijeron:

- Vaya, ¡ciertamente Don Gatsky es un animal terrible, casi nos mata a todos!